¿Cómo redactar un correo de e-mail marketing?

El e-mail marketing es un oficio como tal y hay profesionales especializados en la generación de ventas a través de este canal. Desgraciadamente al principio de su actividad, un emprendedor no suele poder  por razones económicas contar con terceros para ayudarle a hacer “despegar” su negocio.

¿Cómo redactar un correo de e-mail marketing?

Derechos de foto de Fotolia

Sin ser un profesional se puede llegar a mandar correos eficaces a tus clientes potenciales. Por eso hay que seguir unas reglas y unos pasos sencillos que vamos a detallar en este artículo.

¿A quién se dirige el correo?

En un artículo anterior vimos tres opciones para crear una base de datos de e-mail marketing, ¡imprescindible si queremos mandar correos! Aquí lo importante es saber a qué segmento de la base de datos vamos a dirigirnos. No vamos a redactar igual si nos dirigimos a público joven que si es a un público mayor.

¿Qué poner en el asunto?

Aunque este punto sea muy importante, del asunto depende mucho la tasa de apertura del correo, no hay una formula mágica. Unos aconsejan hablar del producto, otros de los beneficios. Hacer una pregunta funciona bien. Hay que probar varios asuntos y medir los resultados para encontrar el más relevante.

Aconsejo un máximo de 30 caracteres que son más o menos 5 o seis palabras. Más largo hay un riesgo de que el receptor no pueda leerlo entero en su pantalla.

¿Quién es el remitente?

Aunque la dirección de correo remitente sea genérica para el envío del e-mailing, es muy eficaz rellenar los campos “nombre” y “apellidos” en la configuración de la cuenta de correo. Se deben rellenar con los datos de una persona de verdad. Hay una probabilidad más alta de que el receptor abra el correo si está enviado por una persona en concreto que si viene de una empresa. De la misma forma es mejor firmar el correo con el nombre de la persona, crea un efecto más personal.

Personalizar el correo

Si recibo un correo empezando por “Estimado/a Señor/a” no lo leo. En cambio si empieza por “Hola Brice” la probabilidad de que lo lea aumenta mucho. Recibo tantos mails al día que si no son para mí específicamente no les leo. Pero la personalización puede ir más allá del nombre, incluyendo sus intereses en el cuerpo del texto por ejemplo. Para poder personalizar un correo hay que tener una base de datos muy detallada. Cuanto más este personalizado el correo, más confianza crea en el lector cliente potencial.

El cuerpo del correo

Esta parte es finalmente menos complicada de que lo parece  ya que sigue las reglas comerciales básicas. Como bien explica mi compatriota Matthieu Tranvan en su artículo (en francés) sobre e-mail marketing, hay que seguir el método AIDA para enviar tu mensaje publicitario al cliente.

Multiplicar los enlaces en el cuerpo

En relación con el punto anterior, hemos de destacar la parte de la acción que tiene que realizar el que recibe el correo.  Cuantos más enlaces haya en el correo, más probabilidad de que el lector vaya al sitio web o a la página de aterrizaje. A parte de esto, hay que dejar muy claro al lector lo que tiene que hacer, cuál es el siguiente paso si está interesado en el contenido del correo.

Aprovechar el efecto viral de las redes sociales

Al igual que hay que incluir botones de las redes sociales en tu página web, funciona muy bien en los correos comerciales. Si a un lector del correo le gusta el contenido del mismo, si ve la información lo suficiente relevante para compartirla con su red profesional o de amigos, podrá hacerlo fácilmente con los plugins de las redes sociales.

Todo lo que acabamos de ver se puede realizar sin tener que mandar un correo en formato HTML muy bien currado a nivel visual. Algo así sería la segunda etapa para un emprendedor. De momento estos consejos básicos deberían ser suficientes para empezar. Si tienes otros “tips” no dudes en compartirlos con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *