Organizarse para escribir 3 veces a la semana

La gente suele tener muchas excusas para no escribir un post. Sin emabargo estoy convencido que todos los que lo han hecho han sentido satisfacción a la hora de finalizar una entrada. Ya he mencionado que escribir 3 veces a la semana me ayuda a nivel personal  pero debo admitir que no siempre es fácil.

Organizarse para escribir 3 veces a la semana

Derechos de foto de Fotolia

Los días que me cuesta escribir intento entender porque me parece más difícil que la vez anterior. Hoy comparto con vosotros la conclusión de mis reflexiones para organizarme mejor.

El trabajo previo a la escritura de un post es imprescindible

Escribir una entrada no es tan fácil como sentarse delante de la pantalla y realizar tareas cotidianas. Si te has fijado un objetivo de 3 artículos a la semana que tienen que ser publicados sí o sí hay que organizarse mínimamente:

1. Generar ideas constantemente: si empiezas con un blog te vas a dar cuenta que todo es un pretexto para escribir un post. No sé cuántas veces digo a la semana “Qué buena idea para un post!”. El truco es siempre apuntar las ideas en tu móvil (o tu cuaderno para los reticentes a la tecnología) para nunca vivir el miedo de la página blanca del escritor.

2. Estructurar tus posts en tus momentos muertos: una idea no es suficiente. Hay que tener claro lo que va a ser el contenido de un post. Lo que suelo hacer es aprovechar mis momentos “muertos” como el autobús para repasar las ideas que tengo apuntadas y empiezo a crear las bases del contenido (todavía en mi dispositivo móvil). Así cuando me siento a escribir el post solo tengo que invertir mi tiempo en los párrafos porque todo el trabajo creativo ya está hecho.

3. Escribir siempre a las mismas horas: soy alguien bastante desorganizado así que para solucionar este problema me creo rutinas en mi trabajo. A mí me gusta empezar el día escribiendo el artículo. Como sé que es una de las tareas que voy a tener que realizar sí o sí prefiero acabarla en cuanto antes. He notado que cuando me era imposible seguir esta rutina me costaba mucho más estar motivado. Lo importante es encontrar el momento del día en el que te sientes cómodo para escribir.

Siempre tener un plan b por si algo falla

Estos tres trucos que acabamos de ver me ayudan a organizarme y mantener el ritmo de publicación. Sin embargo puede ocurrir que no sea suficiente o que no haya seguido mis propios consejos. En estos casos siempre existe un “plan B”.

1. Tener autores invitados: puede ocurrir que unas semanas te resulte complicado llegar a tus objetivos de publicación. Lo más importante es poder publicar con constancia para mejorar tu posicionamiento web. Invitar a terceros es una solución para tener más contenido a tu disposición.

2. Crearte un colchón de contenido: como no publicar no es una alternativa mejor que tengas siempre unas entradas en reserva. Si un día no tienes el tiempo de escribir o si te vas una semana de vacaciones es mejor tener un colchón de artículos ya escritos. Este consejo es desde lejos lo más complicado de seguir. Si ya tienes unos artículos redactados es tan complicado resistir a la tentación de publicar uno de ellos y tirarse al sofá en seguida…

¿Cuáles son tus trucos para mantener tu ritmo de publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *